BANNER

CREARÁN PASTA DENTAL CON HOJA DE COCA EN BOLIVIA.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció que se prevé instalar una planta productora de pasta dental hecha a partir de un alcaloide de la hoja de coca que previene las caries, durante la conmemoración del Día Nacional del Acullico o masticado de la planta.

En el evento, realizado en la casa de Gobierno en La Paz, aseguró que su administración trabaja para industrializar la planta con iniciativas como una industria “que produzca un dentífrico hecho de coca”.

“Uno se pregunta cómo en las épocas milenarias no había dentistas y nuestros hermanos no tenían afecciones dentales. ¿Qué es lo que ocurría? Hay un alcaloide importante en la hoja de coca que neutraliza las caries y por eso vamos a implementar esta fábrica, esta industria de producción de dentífricos”, resaltó el mandatario.

Arce reconoció que el Gobierno no será pionero en esta industria, pues hace unos años hubo “un emprendimiento privado que apuntó a eso”, pero que quedó sin materia prima a causa de las “políticas de reducción de los cultivos de coca” de los gobiernos anteriores.

El presidente boliviano señaló que esta planta será una primera iniciativa “y luego se vienen otras”, pues la hoja de coca contiene unos 13 alcaloides “que tienen aceptación en la medicina, la nutrición, en el cuidado de la salud de las personas” y se pueden industrializar.

Día del acullico:

Bolivia celebra el 11 de enero el Día Nacional del Acullico para conmemorar que en 2013 el país se adhirió nuevamente a Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, con una reserva para permitir el masticado dentro de su territorio.

Según Arce, se preveía hacer un acto masivo para conmemorar esta fecha, pero las restricciones por la cuarta ola de la pandemia del coronavirus obligaron a tener un evento “pequeño, pero significativo”.

“Hoy rendimos un homenaje a nuestra hoja de coca que a lo largo de los años se ha convertido en un símbolo de integración, reciprocidad y cultura”, resaltó.

En el evento también participaron el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remy Gonzales, y representantes de los campesinos de Los Yungas de La Paz, una de las zonas productoras de la planta en Bolivia.

La hoja de coca en Bolivia está consagrada en la Constitución por sus usos tradicionales, medicinales y culturales, pero una parte de la producción es desviada al narcotráfico para la fabricación de cocaína.

En 2017, el entonces Gobierno de Evo Morales promulgó una ley que amplió la superficie de los cultivos legales de la planta de 12,000 a 22,000 hectáreas.

Morales sigue siendo el máximo dirigente de las federaciones de cocaleros de la zona central del Trópico de Cochabamba, un cargo que ostentó incluso durante sus casi 14 años de Gobierno.

Los cultivos de la planta en Bolivia se incrementaron un 15% al pasar de 25,500 hectáreas en 2019 a 29,400 hectáreas en 2020, según un informe difundido en agosto pasado por la Oficina de la Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

Información: EFE.