BANNER

POLVO DEL SAHARA, ASÍ SE VE DESDE EL ESPACIO.

Los vientos recogen un estimado de 100 millones de toneladas de polvo del Sahara cada año. Por ello, la NASA capturó varias fotografías satelitales que muestran el viaje de estas partículas a través del Océano Atlántico Norte hasta América.

Las imágenes muestran un cúmulo del polvo del Sahara a principios de junio.Las fotografías fueron capturadas por el instrumento Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS) del satélite de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

La zona del desierto del Sahara comprende diferentes países y es considerada la más grande del planeta, con una superficie de nueve millones 400 mil kilómetros cuadrados, explicó el doctor Luis Antonio Ladino Moreno, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Dependiendo de la época del año, puede desplazar polvo a otros continentes causando distintas afectaciones”: Luis Antonio Ladino Moreno, UNAM.

Para que esto suceda, los procesos meteorológicos que intervienen son los llamados de convección, corrientes de viento que permiten que el polvo se eleve unos 7 kilómetros para que puedan ser transportado, en ocasiones viajan por las ondas del este y los vientos alisios que los mueven a México y el Caribe, dijo.

Columnas del polvo del Sahara llegaron recientemente a Florida en Estados Unidos, así como al estado de Yucatán en México a mediados de mayo en 2022.

Según el especialista, el polvo del Sahara tiene algunas implicaciones positivas como traer consigo nutrientes buenos para ecosistemas marinos y terrestres; inhibe ciclones tropicales o reduce su categoría y enfría la superficie terrestre, pues al viajar esta masa funciona como un espejo que evita la radiación que llega a la Tierra.

Fuente: Uno Tv /Foto: NASA