DIRIGENTES DEL PAN Y PRD ROMPEN CON ‘ALITO’ MORENO; LO DECLARAN TRAIDOR.

Se prevé que el próximo lunes las comisiones del Senado que discutirán el dictamen que avala la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles para labores de seguridad hasta 2028 sesiones de forma permanente hasta que el dictamen llegue al pleno.

La iniciativa, propuesta por el PRI en diputados, terminó por minar la confianza de los dirigentes del PAN y el PRD en el priísta Alejandro Moreno, a quien ayer ya ni siquiera saludaron durante la toma de protesta del nuevo gobernador de Durango, Esteban Villegas.

El líder priísta Alejandro Moreno no recibió ni el saludo de sus exaliados políticos, Marko Cortés del PAN y Jesús Zambrano del PRD, este jueves en la toma de posesión del nuevo gobernador de Durango.

Ambos pidieron a los organizadores de ese evento que no los sentaran junto a quien ya han declarado traidor y a quien han desconocido como interlocutor.

“No lo saludamos, yo lo evadí literalmente para no encontrarnos; fue una de las peticiones que hicimos, por cierto luego me enteré que Marko también por su parte lo había hecho; yo en lo personal dije voy, pero no me siente al lado de Alito, no quiero aparecer allí con él; no es un berrinche, es un asunto de una altísima responsabilidad, no estamos dispuestos que se pisoteen así los compromisos que hicimos, traicionó lo que había firmado, tuvo que ser en todo caso un interés, según yo, personal, algo vergonzoso de veras”, apuntó Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD.

En entrevista por separado, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, dejó claro que no habrá ninguna relación con Alejandro Moreno.

“No habrá ya relación porque ya se perdió la confianza con la dirigencia nacional del PRI, porque se deshonró la palabra y se incumplieron los acuerdos”, dijo Marko Cortés, dirigente nacional del PAN.

Luego de dar por muerta la alianza y cualquier relación con Alejandro Moreno, Jesus Zambrano lo retó.

“Si algo le queda de vergüenza para dar la cara, que salga a dar una explicación; si la coalición pudiera seguir sería en todo caso con un PRI sin Alito y, en todo caso, tendríamos además que ver con el hecho de que otros nuevos aliados, otras nuevas fuerzas podrían ser parte de una nueva coalición, de una nueva alianza”, apuntó Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD.

Vía: Agencias.