BANNER

ENCUENTRAN ESQUELETO PREHISPÁNICO EN CENOTE AMENAZADO POR TREN MAYA.

Se ha encontrado un esqueleto humano prehistórico en un sistema de cuevas que se inundó al final de la última edad de hielo hace 8.000 años, según un arqueólogo de buceo en cuevas en la costa caribeña de México.

El arqueólogo Octavio del Río dijo que él y su compañero buzo Peter Broger vieron el cráneo y el esqueleto destrozados parcialmente cubiertos por sedimentos en una cueva cerca de donde el gobierno mexicano planea construir un tren turístico de alta velocidad a través de la selva.


Dada la distancia desde la entrada de la cueva, el esqueleto no podría haber llegado allí sin un equipo de buceo moderno, por lo que debe tener más de 8.000 años, dijo Del Río, refiriéndose a la época en que el aumento del nivel del mar inundó las cuevas.

«Ahí está. No sabemos si el cuerpo se depositó allí o si fue allí donde murió esta persona», dijo Del Río. Dijo que el esqueleto estaba ubicado a unos 8 metros (26 pies) bajo el agua, a un medio kilómetro (un tercio de milla) dentro del sistema de cuevas.

Algunos de los restos humanos más antiguos de América del Norte han sido descubiertos en las cuevas del sumidero conocidas como «cenotes» en la costa caribeña del país, y los expertos dicen que algunas de esas cuevas están amenazadas por el proyecto de turismo Maya Train del gobierno mexicano.

Del Rio, que ha trabajado con el Instituto Nacional de Antropología e Historia en proyectos en el pasado, dijo que había notificado al instituto el descubrimiento. El instituto no respondió inmediatamente a las preguntas sobre si tenía la intención de explorar el sitio.

Hizo hincapié en que la cueva, cuya ubicación no reveló debido al temor a que el sitio pudiera ser saqueado o perturbado, estaba cerca de donde el gobierno ha cortado una franja de la selva para colocar las vías del tren, y podría ser colapsada, contaminada o cerrada por el proyecto de construcción y el desarrollo posterior.

«Hay mucho más estudio que hay que hacer para interpretar correctamente» el hallazgo, dijo Del Río, señalando que «se necesitarían citas, algún tipo de estudios fotográficos y alguna colección» para determinar exactamente la antigüedad del esqueleto.

Del Rio ha estado explorando la región durante tres décadas, y en 2002, participó en el descubrimiento y catalogación de restos conocidos como La Mujer de Naharon, que murió aproximadamente al mismo tiempo, o tal vez antes, que Naia, el esqueleto casi completo de una joven que murió hace unos 13.000 años. Fue descubierto en un sistema de cuevas cercano en 2007.

El presidente Andrés Manuel López Obrador está corriendo para terminar su proyecto de tren maya en los dos años restantes de su mandato por las objeciones de los ecologistas, buceadores de cuevas y arqueólogos. Dicen que su prisa le dará poco tiempo a estudiar los restos antiguos.

Los activistas dicen que el pesado proyecto ferroviario de alta velocidad fragmentará la jungla costera y correrá a menudo por encima de las frágiles cuevas de piedra caliza, que, debido a que están inundadas, retorcidas y a menudo increíblemente estrechas, pueden tardar décadas en explorarse.

La línea de tren maya de 950 millas (1.500 kilómetros) está destinada a circular en un circuito áspero alrededor de la península de Yucatán, conectando centros turísticos de playa y sitios arqueológicos.

El tramo más controvertido corta una franja de más de 68 millas (110 kilómetros) a través de la jungla entre los centros turísticos de Cancún y Tulum.

Del Rio dijo que la ruta a través de la selva debería abandonarse y que el tren debería construirse sobre la ya impactada carretera costera entre Cancún y Tulum, como se planeó originalmente.

López Obrador abandonó la ruta de la carretera después de que los propietarios de hoteles expresaran objeciones, y las interrupciones de costos y tráfico se convirtieron en una preocupación.

«Lo que queremos es que cambien a la ruta en este lugar, debido a los hallazgos arqueológicos que se han hecho allí, y su importancia», dijo Del Río. «Deberían tomar el tren lejos de allí y ponerlo donde dijeron que iban a construir antes, en la carretera... un área que ya ha sido afectada, devastada».

Fuente y foto: AP.