TANTO CALOR EN MÉXICO, EN OTOÑO. ¿POR QUÉ?

Aunque desde septiembre en el hemisferio norte inició el otoño, en días recientes se han registrado altas temperaturas que recuerdan a los calurosos días de verano o incluso de la primavera, pero ¿a qué se debe esto?

De acuerdo con el servicio metereológico Meteored, esta situación ocurre por fenómenos que ocurren a miles de kilómetros de México, en concreto en las regiones polares en donde hay un enorme ciclón que circula en contra de las manecillas del reloj y que “encierra” el frío que se eleva desde la estratósfera, hasta unos 50 kilómetros de altitud.

“Este sistema cuando se fortalece, adopta una forma más redondeada lo que favorece que el frío de hasta menos 40 grados o menos se quede almacenado en la zona ártica y porción norte de los países de este hemisferio, ayudando a que se aumente la extensión del hielo ártico y cobertura de nieve”.

Además, el ciclón cambia de forma o posición de su centro y esto provoca que el frío se desplace a latitudes menores, cuando es más probable que México tenga efectos con periodos gélidos, heladas, nevadas y ventarrones.

“Desafortunadamente, por ahora tendremos la primera situación con un vórtice fortalecido donde las masas árticas se quedan ‘atoradas’ en el polo norte, dificultándose su desplazamiento hacia México y, las pocas que llegan, son débiles sin generar cambios significativos”.

Meteored destaca que cuando octubre y parte de noviembre son calurosos, puede seguir frío significativo de diciembre a enero, tal como ocurrió en 1989, 2000 y 2017; aunque tarde, el frío llegará al país, “solo nos queda tener paciencia”.

Frente frío para el fin de semana

Los sistemas frontales que se tienen previsto ingresen a México tendrán masas polares débiles que provocará lluvias aisladas, viento del Norte moderado a fuerte y de corta duración y ligero descenso térmico.

De viernes a sábado se esperan lluvias, tormentas y granizadas en: Puebla, Tlaxcala y Ciudad de México.

Vía: Agencias. // Vía: Plano Informativo.