BANNER

LOS REPUBLICANOS PREVÉN VICTORIAS POR DEBAJO DE SUS EXPECTATIVAS.

Actualmente los demócratas tienen la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado.

El Partido Republicano estadounidense preveía este martes en los comicios de medio mandato un gran "tsunami rojo" con el que recuperar el poder en el Congreso, pero las proyecciones adelantadas hasta ahora, según admitieron miembros destacados de esa formación, no cumplen esas grandes expectativas. "Definitivamente no (habrá) una ola republicana, eso está clarísimo", dijo el senador conservador Lindsey Graham en la cadena NBC.

El color rojo identifica a los republicanos, mientras que el azul es el demócrata.

Actualmente los demócratas tienen la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, pero una ganancia neta de cinco escaños en la primera y de uno en la segunda haría que la oposición recuperara el poder.

En la Cámara Alta sus 100 escaños están divididos a la mitad entre ambos partidos y los progresistas inclinan la balanza a su favor solo por el voto de desempate de la vicepresidenta, Kamala Harris.

"Creo que vamos a estar en 51 o 52", adelantó Graham sobre el eventual resultado final en el Senado.

Incluso el expresidente republicano Donald Trump (2017-2021), que compareció por la noche de forma inesperada para comentar los primeros resultados, evitó aventurar cifras globales, para celebrar solo las victorias ya aseguradas.

El bando demócrata había reducido su optimismo conforme las últimas encuestas reducían sus posibilidades en ambas cámaras, pero incluso si llega a perder su actual mayoría, ha hecho saber ya su alivio al haber evitado potencialmente el hundimiento en las urnas. "La ampliamente contemplada ola roja no se está materializando", dijo el diputado Brendan Boyle, gran aliado del presidente, Joe Biden, que este martes por la noche se aseguró el escaño en Pensilvania.

Muchos compañeros, añadió en la cadena CBS, le están transmitiendo su alegría: "El ambiente es de alivio", concluyó en una jornada que determinará los dos últimos años de la Presidencia demócrata.

En la prensa se ha filtrado, no obstante, que Biden anticipa que el años que viene será "brutal" si su partido llega a perder el control de la Cámara de Representantes y el presidente de la misma pasa de Nancy Pelosi a, según las previsiones, el republicano Kevin McCarthy, un hombre al que le tiene "poco respeto", tal y como apuntan esas mismas fuentes.

Información: EFE. // Vía: Plano Informativo.