BANNER

10 APELLIDOS QUE ESTÁN EN PELIGRO DE EXTINCIÓN EN MÉXICO.

Los apellidos tienen la función de dar información a la sociedad acerca de nuestra familia, linaje, casta o tribu

Los apellidos tienen la función de dar información a la sociedad acerca de nuestra familia, linaje, casta o tribu o como cada quien prefiera llamar a su herencia. Nos dan la posibilidad de distinguirnos del resto y sí, aunque suene aburrido, de tener una personalidad jurídica que respalde nuestro derecho universal a la identidad.

En México existe una gran diversidad, después de todo somos más de 120 millones de personas coexistiendo en un mismo territorio. Según datos del INEGI en nuestra nación hay más 34 mil apellidos registrados, con todas las letras y de todos los países. Sin embargo, los más comunes son aquellos que provienen de la mezcla entre linajes españoles y comunidades étnicas y de los grandes flujos migratorios que hemos experimentado a lo largo de los años.

Si naciste aquí, sabes que muchas personas se apellidan como tú, sin tener los mismos abuelos o incluso el mismo árbol genealógico. Para dar claridad a esto, cada tanto el INEGI hace un estudio detallado de nacimientos, nombres y apellidos.

De acuerdo a las últimos resultados, publicado en 2020, se llegó a la conclusión que al menos siente millones de mexicanos llevan el alias de Hernández. Este apellido tiene varias acepciones; la más aceptada es que significa “el hijo de Hernán”, y su popularidad data de épocas de la conquista. Al parecer, los indígenas eran bautizados con este apellido como parte del proceso de colonización que tuvimos.

Otros, igual de célebres son: García, Cruz, Vázquez o Ramírez. ¿Cuál es el tuyo?

Pero como en todo, también hay otra cara de la moneda. Así como hay apellidos que se repiten en las listas de las escuelas, existen algunos ejemplares raros que pocas veces escuchamos y que por su propia extrañeza están a punto de desaparecer. Nadie o muy pocas personas tienen.

Para los expertos, los apellidos en peligro de extinción son aquellos que provienen de nombres propios, topónimos raros y apodos poco frecuentes. Para que estén en esta lista los deben llevar solo 350 personas o menos.

Dicho eso aquí te dejamos el top 10 de estas joyas únicas en el universo de los alias, según el mismo INEGI.

Machuca: este apellido se usó para nombrar a los campesinos que vivián en el centro de España. Significa, callejero.

Alamilla: Se trata de otro apellido de origen español. Proviene de un linaje vinculado con la aristocracia y las armas.

Joaquín: Aunque es más conocido como nombre, también es un apellido de origen hebreo cuyo significado es “aquel que obra con la aprobación de dios”.

Valero: Se trata de un apellido popular en la Península Ibérica, que procede de la palabra robusto o muy fuerte.

Ascensión: un apellido, de origen latino, que nació en España, pero se popularizó tras la colonización en América. Su significado está íntimamente relacionado con Cristo y su resurrección.

Gracia: Este apellido nació en Aragón, España. Hace referencia principalmente a la Virgen María y a la encarnación.

Arciénega: Salido del clan archaga, este apellido nació en Italia durante la época de las cruzadas.

Escalera: Se traduce como salto de agua y su origen data de la provincia de Guadalajara. Así se le conocía a las personas que habitaban esta comunidad en España.

Lino: Fue un personaje de la antigua Grecia, al que se le atribuyeron habilidades de canto, de poesía y de descanso eterno.

Silvano: Nombre y apellido de origen latino que significa literalmente, el que nació en la selva. Si tienes estos apellidos y estás interesado en que perduren en el tiempo, la recomendación más inmediata es que te reproduzcas. Como dato curioso, en México, hace no tanto, se decretó como ilegal la ley que obligaba a los padres a poner primero el apellido paterno, así que para darle continuidad al linaje, ya no se necesitan barones exclusivamente.

Información: Sopitas. // Vía: Plano Informativo.