BANNER

ALBERGUES DE LA CDMX COLAPSADOS POR CRISIS DE MIGRANTES.

Durante los últimos meses, la Ciudad de México se ha convertido en un gran albergue de personas migrantes que provienen de toda Latinoamérica. Sin embargo, las calles capitalinas ya no pueden continuar brindando un lugar para vivir, por lo que se ha iniciado el desalojo de extranjeros que estaban instalados en la vía pública.

El Instituto Nacional de Migración (INM) se ha encargado de acudir a cada uno de los refugios que instalaron los migrantes en diversos puntos de la ciudad con el objetivo de contabilizar el número real de personas que llegaron al país para implementar una estrategia que pueda mejorar sus condiciones.

Hasta el momento, albergues como Casa Tochán y Cafemin, junto con el Programa Casa Refugiado y Fundación Humano y Libre Venezuela Somos Todos, indicaron que los centros de ayuda han llegado a su tope de capacidad contabilizando hasta mil 500 refugiados, de los cuales alrededor de 300 son menores de edad. Destacan cubanos, haitianos, salvadoreños, hondureños, venezolanos y hasta provenientes de Afganistán.

Por su parte, el Gobierno Mexicano abrió 4 albergues a lo largo de la CDMX, sin embargo, no se esperaba la llegada de tantos migrantes por lo que, de continuar recibiendo a más personas, podrían incluso ser cerrados de forma definitiva.

Es tanta la demanda, que incluso se han tenido que instalar campamentos a las afueras de los lugares de resguardo. A tal grado que el albergue Cafemin, ubicado en la alcaldía Gustavo A. Madero, está intentando atender hasta 600 personas, pese a que solo tiene un a capacidad de 80.

Inician los desalojos

Como consecuencia a la falta de atención de las autoridades mexicanas al problema de migración en la capital, se han iniciado una serie de operativos por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) quienes aseguran que se dedicarán a reubicar a todos los afectados.

Uno de los primeros desalojos del segundo operativo se dio el sábado, 11 de noviembre, en el campamento localizado en la avenida Insurgentes Norte y la Calle Fortuna, cerca de la estación Potrero de la Línea 3 (Indios Verdes- Universidad).

Todos los refugiados, indicó el INM, serían llevados a los estados de Chiapas y Tabasco en autobuses, no obstante, los migrantes comenzaron a desconfiar de los agentes pues temen que las familias sean separadas. Ante estas reacciones, los funcionarios públicos aseguraron que no había que sentirse mal pues solo se trataba de un rescate humanitario pues no estaban viviendo en condiciones decentes. Otro operativo se llevó a cabo en la Central de Autobuses del Norte en donde el INM, en compañía de la Policía de la CDMX, procedieron de la misma manera, pero en este punto se denunció que presuntamente los agentes habían llegado de forma violenta y destruyendo sus casa de campaña a tal grado que varios salieron huyendo del lugar, según el diario La Jornada, vecinos habrían ofrecido sus casas como refugio.

Hasta el momento se desconoce cuál es el verdadero paradero de todos aquellos migrantes que fueron desalojados de sus campamentos en la Ciudad de México, pero se presume que fueron trasladados a la ciudad de Villahermosa, Tabasco, como lo anunciaron los integrantes del INM.

Información: INFOBAE. // Vía: Plano Informativo.

©️ 2023, Viral Noticias se reserva todos los derechos. Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de su contenido, ya sea a través de medios electrónicos, digitales u otros. Todos los Derechos Reservados.