PROHIBICIÓN DE PIROTECNIA EN EL AÑO NUEVO LUNAR ENFRENTA CRÍTICAS.

La prohibición del uso de fuegos artificiales en algunas ciudades chinas durante el Año Nuevo lunar, una larga tradición en China, generó críticas de algunos funcionarios e internautas del país, que la consideran una medida excesiva que afecta a la cultura y el bienestar de la población.

La Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular (Legislativo) expresó este martes que las prohibiciones totales de venta y uso de fuegos artificiales son “inconsistentes con leyes superiores y deben modificarse”, por lo que solo permiten la “designación de períodos y áreas restringidas” para el uso de pirotecnia, informan hoy diferentes medios locales.

Los argumentos en contra de la prohibición total de fuegos artificiales incluyen que es una medida “perezosa y poco adecuada”, ya que la tradición de usar fuegos artificiales es “cultural y milenaria en China”.

También se argumenta que la reducción de la calidad del aire por unos pocos días no afecta significativamente los logros ambientales del país.

Después de la publicación del reporte, varias provincias chinas, como Cantón (sur) y Shandong (este), ajustaron la política de "prohibición total" a "restricción", permitiendo el lanzamiento de fuegos artificiales en momentos y áreas específicas.

Los internautas del gigante asiático, el país con más usuarios de Internet del mundo, también expresaron su rechazo a la prohibición total de fuegos artificiales, argumentando la “pérdida de la atmósfera festiva” debido a esta medida, por lo que han sugerido “relajar moderadamente” esta política para “alinearse con la tradición cultural”.

Las autoridades de Pekín fundamentan sus políticas regulatorias sobre los fuegos artificiales en los desafíos ambientales que representa el uso de la pirotecnia, por su aumento de la contaminación, y de seguridad asociados con estos artefactos pirotécnicos.

Estas medidas, que fueron implementadas por primera vez en 1993 y, posteriormente, reiniciadas en 2018 después de un periodo de 12 años de interrupción, incluían, entre otros requerimientos, la necesidad de presentar documentación por parte de los compradores.

Este replanteamiento se llevó a cabo en respuesta a la creciente preocupación por los frecuentes incendios y lesiones que estos dispositivos ocasionaban anualmente en el país.

Otras ciudades chinas emitieron prohibiciones similares en los años 80 y 90, pero tuvieron que abolirlas debido a la presión popular.

El pasado mes de enero seis personas fueron arrestadas en la provincia de Henan (centro) por "destrozar un coche policial" mientras celebraban con fuegos artificiales la llegada del Año Nuevo.

Según testimonios en las redes sociales del país y algunos medios locales, los disturbios se produjeron a raíz de que la policía intentase detener el uso de la pirotecnia.

Los chinos suelen encender petardos y fuegos artificiales en estas festividades no sólo con fines estéticos sino por la superstición según la cual el ruido y el fuego de estos artefactos alejan a los malos espíritus que merodean en estas fechas, asegurándose con ello un año próspero y afortunado.

Información: EFE. // Vía: Plano Informativo.

©️ 2023, Viral Noticias se reserva todos los derechos. Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de su contenido, ya sea a través de medios electrónicos, digitales u otros. Todos los Derechos Reservados.